Conmebol confirmó el reinicio de la Copa Libertadores para el 15 de septiembre, una noticia que no cayó bien en AFA ni en el Gobierno Nacional y que pone a Boca manos a la obra en su preparación para no llegar en desventaja: el 16 sería su “debut” ante Libertad, que ya está disputando amistoso y la semana que viene jugará por el torneo local.

Según el borrador que manejan en el Xeneize, después de la visita a Libertad en Asunción, visitará a Independiente Medellín el 23, recibirá a Libertad el 30 y cerrará con Caracas el 21 de octubre, misma semana en la que se sortearán los octavos de final (que comenzarían el 25).

Ante este panorama, en Boca consideran que están “a tiempo” para iniciar su preparación y llegar en condiciones. Estiman de 45 a 60 días. Sin embargo, desde el Gobierno todavía se muestran reticentes al reinicio de la actividad, que solo se daría cuando estén dadas las condiciones en el AMBA. “Y claramente no lo están”, según Matías Lammens, ministro de Turismo y Deporte de la Nación.

Otro funcionario que se manifestó al respecto fue Ginés González García, ministro de Salud, quien consideró la fecha de Conmebol como “un poco arbitraria” aunque abrió la puerta al diálogo para después del 17 de julio, que es el día en que finalizaría la Fase 1 del aislamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here