El pase de Ricardo Centurión es de Racing. Y lo querían otros dos grandes: Boca San Lorenzo. Pero finalmente, será de Vélez. Este viernes por la noche lo acordaron Víctor Blanco, el presidente de la Academia, y Sergio Rapisarda, el del Fortín, en la culminación de la negociación entre clubes más importante del mercado de pases de este invierno. El hábil atacante de 27 años permanecerá en Liniers, donde estuvo en préstamo en el poco activo semestre anterior, dado que la entidad de Avellaneda venderá 50% de su ficha a Vélez Sarsfield por unos 2.500.000 dólares, según varios medios.

Por ahora es un convenio de palabra, al que arribaron Blanco y Rapisarda luego de varias videoconversaciones, y falta determinar el método de pago. Luego de adquirir 70% de los derechos federativos de Centurión a Genoa, de Italia, por 4.000.000 de euros, Racing pretendía esta vez 5.000.000 de dólares por la ficha completa, y la primera oferta del Fortín habría sido de apenas un millón. Ahora, el club comprador y el vendedor serían socios en una eventual transferencia futura.

Centurión, que en su momento se dijo hincha de Boca y admitió querer volver al equipo xeneize, está de acuerdo con la operación y firmaría en Liniers un contrato de tres años y medio. Vélez se había quedado con ganas de disfrutar más al talentoso y díscolo futbolista, que protagonizó apenas cinco partidos con la camiseta de la V y produjo un gol y dos asistencias. La cuarentena impidió que el club amortizara más el préstamo de medio año, bajo el mando de Gabriel Heinze.

Ahora está es el tiempo de Mauricio Pellegrino en la dirección técnica. El ex jugador velezano no sabe si contará con Tomás Guidara, por quien el propio Racing está interesado. En algún momento el defensor lateral derecho de 24 años parecía moneda de cambio en la transacción por Centurión, pero finalmente será objeto de una tratativa aparte, posiblemente en forma de préstamo.

Centurión quería ir a Boca, y Boca quería tener a Centurión, pero no a cualquier costo. Racing le habría pedido 3.000.000 de dólares más la cesión del defensor lateral derecho Leonardo Jara, un viejo anhelo del entrenador Sebastián Beccacece. Pero el campeón de la última Superliga no avanzó con intensidad, como tampoco San Lorenzo, otro interesado en el rebelde gambeteador. Con parte del dinero que ingresaría por la venta de Adolfo Gaich (8.500.000 euros netos) a CSKA, de Moscú, y la oferta de 20% del pase de Nicolás Reniero, que ya juega en Racing (tiene el otro 80%), el club azulgrana quiso, pero no le alcanzó: Vélez se queda con la destreza, y el riesgo conductual, del futbolista más buscado del mercado argentino en plena cuarentena.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here