La llegada de Juan Román Riquelme al departamento de fútbol, abre muchas puertas. Su poder de convencimiento para traer futbolistas será clave en un mercado súper austero por donde se lo mire.

Ese nombre que Riquelme quiere es Ricardo Centurión. De hecho es uno de los jugadores con los que el dirigente tiene una excelente relación. No es un hecho menor que el ídolo de Ricardo sea justamente el mismo Román.

A partir de eso, Racing (club que es dueño del pase) tiene en carpeta a Leonardo Jara (¿Será la llave para destrabar la negociación?), además le interesa Bouzat, jugador por el cual Boca tiene el 50% de los derechos económicos.

¿Cómo terminará la historia?

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments