Debido a la pandemia del COVID-19 la actividad del fútbol se vio paralizada. En base a esta crisis que afecta a todos, la entidad madre del fútbol sudamericano tomó una decisión.

La institución que comanda los destinos del fútbol sudamericano contó que piensa (si es que los clubes lo disponen) el 60% de los ingresos correspondientes a la primera fase para ser utilizado en diversos fines.

Estamos hablando de una suma que es de 1 millón de dólares por cada partido de local, es decir que Boca podría retirar el 60% de los 3.000.000  de dólares que se le otorga por participar en la fase de grupos. Es decir, 1.800.000 dólares.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of