Las carreras de los futbolistas, a diferencia de cualquier trabajador, son cortas. Porque entre los 34 y los 38 años deciden dejar de jugar y deben pensar que hacer de su carrera.

El caso particular de Carlos Izquierdoz, quien tiene 31 años y ya se puso a pensar en su futuro. El marcador central está haciendo en la sede de Lanús el curso de entrenador que dura 3 años. Aunque con la situación del COVID-19 lo hace de manera online.

¿Con qué entrenador se influenciará más, Guillermo Barros Schelotto o Gustavo Alfaro?

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of