Una de las palabras mas buscadas es Martin Palermo y TyC Sports tuvo la primicia.

“No puedo hablar de futuro, me gusta hablar de presente. Mi deseo es volver a dirigir, pero me vienen preguntando si quiero dirigir a Boca desde que empecé en Godoy Cruz. Me gustaría dirigir a Boca como también a Estudiantes y a la Selección Argentina. Ir a Europa también es un deseo, un sueño por cumplir“, comenzó el Titán con respecto a su futuro como técnico.

El Loco reveló que tanto José Beraldi como desde el entorno de Christian Gribaudo lo llamaron para formar parte de los proyectos para las elecciones en Boca: “En la etapa preparativa para las elecciones, yo estaba en un momento muy decisivo en Pachuca, yo tenía una cláusula y si nosotros nos volvíamos a clasificar en el segundo semestre se renovaba automáticamente. No se dio porque terminamos novenos a dos puntos de Monterrey, que se clasificó octavo y terminó siendo el campeón. En ese momento me llamó José Beraldi y yo le dije que estaba priorizando mi momento en Pachuca, que cuando se definiera quién iba a ser el presidente, teníamos la posibilidad de juntarnos a charlar. Lo mismo hizo Gribaudo, me llamó Juan Carlos Crespi por la amistad, pero yo siempre dije que prioricé Pachuca porque es mi lugar de trabajo”.

El ex delantero insistió en el tema: “Yo aclaré con quienes me llamaron, tanto del oficialismo como de José Beraldi, que si querían proyectar su candidatura con mi nombre, postulándome como futuro entrenador, no contaran conmigo. Porque más allá de identificarme con alguien, estaba trabajando y pensando en mi futuro, yo podía seguir ligado a Pachuca. De mi parte, era una irresponsabilidad darle mi palabra a cualquiera de los candidatos sabiendo que podía continuar en Pachuca trabajando. Por eso, fui claro y me hice a un lado, esperando que sucediera lo que después sucedió. No me llamó nadie de parte de Ameal, tampoco lo estaba esperando. Hubo otras opciones que estaban manejando”.

Con respecto a un futuro llamado de Román Riquelme atinó: “Tendrá que salir de él o de quien esté a cargo de las decisiones en el futuro de Boca. No puedo hablar sobre supuestos. Cuando pase, se verá en el momento. Riquelme ya venía anticipando desde hace tiempo meterse en el club con alguna función. No pasa a ser un gerente deportivo, la postura de ser un vicepresidente es otro lugar, son otras las decisiones que tendrá que tomar. Es una persona muy inteligente, muy capaz, habrá que dejarlo trabajar y que se haga en esto que inició para ver qué resultados tiene”.

Sobre el Boca de Russo, el 9 dijo: “Se está viendo un fútbol con otras propuestas, otra dinámica, hay un deseo de proponer algo más vistoso, no tan conservador. Está bueno que el fútbol argentino empiece a buscar eso, se hace lindo el espectáculo. Respecto de Boca, fue un partido raro, Boca se quedó muy rápido con un jugador menos. Independiente fue muy intenso, dinámico, lo fue a buscar. Boca buscó alternativas, fueron escasas por la falta de un jugador. Miguel debe estar buscando lo necesario para reforzar y complementar el plantel de Boca”.

Por ultimo el ídolo habló de la rivalidad y estos ultimos años de River-Boca: “River sacó ventaja teniendo en cuenta el partido que tenía con Independiente. Es el equipo al que se lo ve más afianzado, confiado en seguir manteniendo su nivel competitivo, es ambicioso, quiere seguir consiguiendo cosas. Hay que ser realista y saber el momento que mantiene River. En relación con la rivalidad del River – Boca, en otros momentos estábamos en un nivel muy parecido, antes nos tocaba a nosotros festejar los títulos. Hoy está a la inversa, se pasó para el lado de River y hay que aceptarlo y saber entenderlo. Ojalá que vuelva a cambiar rápido para el lado de Boca. Hay que sacarse el sombrero en cuestión de lo que Gallardo ha hecho en River y todo lo que ha ganado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here