Desde Francia habló Darío Benedetto en ESPN Redes y dejó varios títulos…

“Por ahí le faltó a Boca en este tiempo tener un jugador atrevido, que te encare y le importe todo una bosta. Que por más que sepa que va a perder la pelota, te encare de vuelta. Y si le pegan patadas, igual se vuelve a levantar”, comenzó la entrevista el delantero.

Al ser consultado por Ricardo Centurión por un lado le tiró un halago: “Hay pocos jugadores atrevidos como el, puede complementarse”, pero por otro lado habló del comportamiento del Ricky: “Creo que hay un límite, como el presidente habló en su momento, y él lo pasó. Pero si me preguntás a mí qué hubiese hecho, le ponía un boliche al lado de la Bombonera”.

Con respecto al gesto de sacarle la lengua a Montiel detalló: “Sacaron la foto justo y parece que estoy sacando la lengua, pero en realidad es lo que menos hice. Es como que me apreté los labios porque cuando defino esa jugada, Gonzalo me choca y yo me giro como mordiéndome la lengua, con la energía del partido, como diciendo ‘te voy a matar’. Pero bueno, sé como es la prensa, las fotos y no le di tanta importancia”.

Sobre la lesión que lo hizo irse de Boca sin despedirse lanzó: “La realidad es que me fui amargado porque me hubiese gustado irme jugando el último partido. Es más, eso estaba previsto antes de que sea vendido a Marsella. Es decir, estaba vendido pero tenía que jugar ese partido. No lo hice porque tuvimos un amistoso con Atlético Tucumán y venía con una tendinitis, la cual venía arrastrando. Y en base a eso, me desgarré el gemelo. Eso fue verdad, no lo podía jugar por lesión. Hubiese querido despedirme de la gente jugando”.

El actual jugador del Olimpique de Marsella elogió a Marcelo Gallardo: “Hay que felicitarlo, está haciendo grandes cosas. Esa es la realidad, está bien que festejen. Ojalá en algún momento le pueda tocar a Boca. Lo más importante de ellos es el técnico. Después, como jugadores, siempre me gustaron Casco y Borré. Creo que en este último tiempo, el medio también fue muy bueno. Enzo Pérez y Palacios tuvieron un gran nivel, eso no es casualidad. Se le fueron jugadores después de aquella final y ahí está la importancia del técnico, que a pesar de eso consiguió cosas muy buenas”.

Benedetto contó que no festejó los goles del Flamengo: “No grité los goles de Flamengo, pero no voy a ser careta: me puse contento. Sólo grito los de Boca y los que hago yo, ja”.

Y sobre Lucas Pratto finalizó: “Es un jugador con mucha experiencia. Hace un año les hizo ganar una final importantísima siendo uno de los mejores en la cancha, apareciendo cuando había que aparecer. Por un error que les hacen perder una final en cinco minutos, lo están matando. Nosotros, como jugadores, tenemos que ser conscientes de que las cosas son así lamentablemente. A mí también me ha pasado: había arrancado siendo el mejor 9 y después decían que era el peor, que me quería ir”, concluyó el Pipa.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of