Mauro Zárate no viene siendo titular y la forma en la que dejó la primera práctica de la semana había generado una pequeña alarma: porque tenía todas las señales de una lesión muscular. Sin embargo, luego se comprobó que había sido sólo un susto y en el entrenamiento de este martes se confirmó.

De esta manera, Mauro estará a disposición de Alfaro para viajar a Rosario para mantener la punta y cerrar el año, al menos, en lo más alto.

Zárate no había jugado el partido contra Unión por una sobrecarga en el isquiotibial izquierdo y contra Argentinos recién entró a los 31 minutos del segundo tiempo por Alexis Mac Allister.

Pero su presencia en el fútbol reducido que Lechuga dispuso en la práctica del martes ya despejó toda duda. En realidad, Mauro arrastraba también un dolor por una paralítica que había sufrido de parte del Tanque Silva en el partido con Argentinos y eso provocó que el lunes se le pusiera dura la zona. Pero no fue más que eso. Y su evolución así lo confirma.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of