Desde su llegada en Enero de 2018 para vestir la camiseta de Boca, Wanchope Abila tiene un buen promedio de gol, pero un alarmante historia de lesiones musculares.

Desde su arribo en Enero de 2018, el delantero ha tenido  8 lesiones musculares. Si hacemos un promedio, en 22 meses son 8 lesiones, una cada casi 3 meses. Algo imperdonable para un club de elite.

De esas 8 lesiones todas tienen un punto en común: los aductores, 5 fueron en ese grupo muscular. ¿Será una cuestión mental?

¿En qué fecha fueron las lesiones? La primera en Marzo de 2018, con una molestia en el aductor derecho. En Septiembre, sufrió un desgarro en el sóleo derecho. En el mes de Diciembre, sufrió una nueva lesión muscular que no le dejó estar al 100 % en la final en Madrid.

Ya en este año, en el mes de Marzo el delantero sufrió un desgarro en el aductor, dos meses más tarde sufrió ante Vélez la misma lesión. La ante última lesión se produjo ante Liga de Quito, tuvo una abulsión en el aductor derecho. Y por último, el fin de semana se le volvió a cargar la zona.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of