Eduardo Salvio acumula 17 problemas físicos desde que se rompió por primera vez la rodilla en 2013. Así y todo Boca puso siete millones por él.

Eduardo Salvio llegó a Argentina un 17 de julio. Ese mismo día, se realizó una revisión médica que no superó, pero que se repitió 24 horas más tarde. Con esa segunda oportunidad el Toto firmó un contrato por tres años. Desde ese dia Boca supo que esto que sucede con el ex Benfica podía suceder, ya que, el volante llegaba al club con un cúmulo de lesiones que le empiezan a pasar factura en el momento más trascendente del semestre.

Las lesiones fueron una constante en la carrera del ex-Lanús desde septiembre de 2013, cuando jugando para el Benfica se rompió los ligamentos de la rodilla derecha ante Sporting Lisboa. La recuperación le demandó seis meses, pero a un año de volver, en mayo de 2015, se volvió a romper y estuvo afuera de las canchas nueve meses, hasta su regreso en febrero de 2016. Son, en total y contando este desgarro, 17 lesiones las que lleva desde aquel fatídico clásico en la temporada 13/14, de las cuales nueve fueron musculares.

Segun algunos meedios, recopilaron que los problemas físicos al Toto Salvio lo obligaron a perderse 114 encuentros en los últimos seis años.

No solo esa maldita rodilla fue la que le impidió estar dentro del campo de juego, sino también el tobillo izquierdo: durante septiembre y diciembre de 2018 tuvo tres problemas consecutivos en la zona que no le permitieron tener continuidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here