De un tiempo lejano, cuando allá por 1950 empezaban las mujeres a patear pelotas. En 1971 se jugó el primer mundial en México, pero la práctica futbolística de mujeres no fue reconocida como oficial por la FIFA sino 20 años después, en 1991, en China, donde se disputó el que fue reconocido por el organismo rector del fútbol mundial como el Primer Mundial de Fútbol Femenino, el cual le abrió a las mujeres las puertas de los campos de fútbol.

Parecía que nunca iba a llegar el momento de ver un torneo profesional de fútbol femenino en argentina. Pero finalmente llegó el día de calzarse los botines y dar el puntapié inicial al profesionalismo.

 

El equipo de Boca Juniors no sólo comenzó una nueva era, lo empezó a lo grande, jugando en el estadio Alberto J. Armando, y recibiendo a su clásico rival. El 24 de septiembre de 2019, Boca y River abandonaron definitivamente el amateurismo, jugaron el primer superclásico femenino del profesionalismo.

El conjunto Xeneize dio muestras claras de superioridad ante un rival desesperado y defensivamente desordenado. Las Gladiadoras se llevaron el triunfo con goles de Florencia Quiñones, Florencia Vallejos y un triplete de Fanny Rodríguez.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of