Un Boca renovado y un River que mantiene la base: de los once que jugaron en Madrid, siete ya no están, dos no son titulares y solo Esteban Andrada y Carlos Izquierdoz son insustituibles en el equipo de Alfaro.

La final en el Bernabéu fue de los golpes más duros de la historia xeneize y tras ésta pérdida, la dirigencia de Boca metió mano y renovó el plantel. La primera decisión fue la salida de los hermanos Schellotto, la llegada de Nicolás Burdisso como manager y el nuevo DT, Gustavo Alfaro.

Los primeros nombres en partir, tras esta derrota fueron: Leonardo Jara, Lisandro Magallán, Lucas Olaza, Edwin Cardona, Agustín Rossi y la recordada rescisión de Fernando Gago.

El pase de Wilmar Barrios al Zenit fue de las que más se notó por su alto nivel en esos últimos meses que vistió la camiseta de Boca.

Pero a estas salidas se sumaron tres más y muy importantes: Darío Benedetto, Cristian Pavón y Nahitán Nández.

Es un Boca totalmente renovado y en cambio River mantiene a todo su equipo excepto tres nombres: Martínez, Maidana y Mayada.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of