Desde Marsella ya instalado en el Olympique, Darío Benedetto opinó sobre una hipotética semifinal entre Boca y River: “Siempre es bueno tener revancha. Obviamente es muy difícil que se vuelva a vivir lo que vivimos en Madrid, en la final contra River, una final muy dura que se perdió. La revancha la vamos a tener, pero yo creo que sería un error de parte de Boca pensar en una revancha: hay que ir partido a partido y si se da esa revancha que esperamos ojalá que sea para Boca. Pero creo que hay que pensar partido a partido y no en una revancha contra River”.

Hablo también del famoso festejo en la final de Madrid y aclaró:“No fue una sacada de lengua, nunca salí a decirlo porque tampoco vi porqué aclararlo. Cuando Montiel me choca me muerdo la lengua como de rabia, de bronca, y justo cuando me sacaron la foto parece que me estoy mordiendo la lengua. Con Montiel compartí vestuario en la Selección y me parece una excelente persona y un excelente jugador, nunca quise burlarme de él”.

Con respecto a su nuevo club, el delantero contó: “Es un club importantísimo, me sorprendió mucho la cancha, la gente, el aliento. Ojalá que pueda darles goles, que es por ahí lo que el equipo está necesitando”.

Se rumoreó que las cosas con el presidente de Boca las cosas no terminaron bien y dijo: “Lo de Angelici costó mucho. Creo que entendió mi posición, aunque no estaba del todo convencido. A pesar de que de mi parte estaba todo acordado la decisión era de Boca, por eso le voy a estar agradecido siempre a Daniel se ha portado muy bien conmigo”.

Sobre su paso por el xeneize, el número nueve destacó: “Estar en Boca es complicado, pero me abrió las puertas de la Selección. Ahora me toca estar en un equipo que es bastante complicado, con gente muy pasional. Sé que si hago las cosas bien con este equipo posiblemente se me vuelvan a abrir las puertas de la Selección”.

Agregó que extraña el día a día en Boca: “Extraño a mis compañeros. Se han hablado muchas cosas y la realidad es que había un grupo muy unido. Pero bueno, acá estoy hace tres semanas recién, tengo que adaptarme”.

El “pipa” se lamentó por su salida de Boca y sentenció: “Lamentablemente la lesión hizo que no me despidiera como hubiera querido. Vi que muchos decían en las redes sociales ‘qué rápido te curaste’… Pasaron 19 días. Pero obviamente fue una cuenta pendiente despedirme adentro de la cancha”.

Por último, Darío expresó que sigue a Boca desde Francia: “Pude ver los goles. El de Bebelo fue realmente un golazo. Y a Wancho le tengo muchísima fe, no tenía dudas de que iba a ser el 9 de Boca. Si se lo proponen van a llegar muy lejos. Vienen por buen camino, es realmente muy difícil ganar en la altura. Han hecho un partido increíble, ojalá Boca pueda tener otra final”, concluyó Benedetto.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of