Una de las que habló antes de que llegara Eduardo Salvio fue Justina, la mamá del volante y ahora con la llegada a Boca, volvió a hablar.strong>

Contenta por el regreso de su hijo al pais, expresó: “Me devolvieron a mi hijo después de diez años. Estoy más contenta que perro con dos colas”

La Tota comentó que está muy ansiosa por el debut de su hijo en la Bombonera: “El día que debute me voy a empastillar para que no me agarre un ataque cuando lo vea entrar a la cancha”.

En dialogo con El Superclásico 630, también se ilusionó con un gol de su hijo a River: “Sería un placer, no me olvido los dos pepinos que le clavó con Lanús”.

Para finalizar recordó cuando iban Toto y ella a la Bombonera: “Cuando era chico íbamos juntos a la cancha, y yo le decía ‘mirá cuando estés ahí’ y él me contestaba ‘dejá de flashear vieja’”, cerró Justina Lopez.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of