Danielle De Rossi parecía un sueño y las posibilidades de que juegue en Boca son cada vez más concretas.

El italiano ha expresado muchas veces sus ganas y su fanatismo por vestir la camiseta azul y oro.

Nicolás Burdisso, su amigo y ex compañero ha intentado convencerlo de todas las maneras posibles y esta última parece que fue la vencida.

El Ex La Roma viajaría en estos días a la Argentina para cerrar bien su contrato y a partir del lunes si todo va bien, Gustavo Alfaro podría contar con el.

Ayer por prensa italiana, Danielle expresó: “No podía terminar mi carrera sin haber jugado en Boca”.

¡A ilusionarse bosteros!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of