Boca sigue buscando apuestas para el mercado de pases. Y esta vez, quizás por falta de jugadores en ese puesto, vuelve a mirar hacia el sur. Desde el xeneize, observan a las dos joyitas de Banfield: Agustín Urzi y Julián Carranza.

Si bien la llegada de ambos es una situación compleja, en el xeneize sueñan con tenerlos. Por el extremo izquierdo, ofrecerán una suma entre 6 y 8 millones de doláres, en cambio por el delantero todavía no trascendió el dinero. La llegada de Carranza servirá para cubrir un hueco, ya que después de Benedetto y Wanchope Abila no hay un centrodelantero.

¿Cómo terminará esta historia?

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of