En el partido contra Argentinos Juniors, Nahitán Nández vió la quinta amarilla y es por eso que se perderá la gran final con Tigre.

Por esta expulsión, Gustavo Alfaro licenció al uruguayo para que se vaya con su Selección, pero de todas formas, el volante prefirió quedarse y acompañar al equipo en esta nueva final en Córdoba.

“Boca está en esta instancia mas por lo humano que por lo futbolístico”, dijo el “lechuga” en conferencia de prensa. Y este acto demuestra que el grupo está más único que nunca.

El charrúa que será parte de la lista definitiva de Tabarez, viajará el próximo lunes luego del encuentro con el “matador para sumarse con sus compañeros en Uruguay.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of