Marcelo Weigandt, no de los cuatro juveniles que estuvieron en la victoria de Boca ante Godoy Cruz por 2 a 1, habló en rueda de prensa y contó sus sensaciones tras los 90 minutos que disputó con la camiseta “Xeneize”.

“El equipo nos da una gran confianza. Nos apoyan siempre y también lo hace el cuerpo técnico. Ellos siempre nos dicen que tenemos que aprovechar las oportunidades. Estamos contentos por poder jugar en un gran elenco y también por poder dar el máximo de nosotros”, arrancó diciendo el “Chelo” cuando se le consultó sobre su primeros pasos como jugador profesional.

 

A la hora de referirse a cómo vive los compromisos que le toca encarar con el club, dijo: “En Boca, cada partido es una final y se juega a matar o morir. Hay que seguir adelante y ya tenemos que pensar en el jueves que ojalá Dios quiera podamos ganar y se nos pueda dar la consagración”.

Para cerrar su dialogo, sentenció: “Estamos en el club desde muy chicos y siempre soñamos con poder vivir todo esto. También le debemos mucho a nuestras familias, que están en las buenas y en las malas. Cada encuentro hay que aprovechar la chance y tenemos que dejar la vida por la camiseta”.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of