Hoy 26 de Abril estamos de festejo, porque no podemos dejar de agradecer la existencia de Carlos Bianchi, el técnico más ganador de la historia. Aquel que nos hizo creer que todo era posible, el ganador de las batallas imposibles que nos permitió tocar el cielo con las manos.

Llegó en 1998 dispuesto a hacer historia y ganando todo lo que se le puso en frente. Fue el técnico del equipo con mayor invicto en torneos locales (40 partidos de manera consecutiva). Inició su virreinato con un bicampeonato. Luego, en su primera Copa Libertadores con Boca en el año 2000, formó uno de los mejores equipos de la historia: puntero del grupo, eliminó a River en cuartos de final y levantó la copa en el Morumbí. Pero como estaba dispuesto a todo, preparó a su equipo para ganarle al Real Madrid, de los famosos “Galácticos” invencibles, en la final Intercontinental.

Al año siguiente volvió su magia y sus llamadas a Dios para levantar nuevamente lo que se trasformó en la obsesión de todo el pueblo “Xeneize”, tras ganarle la final a Cruz Azul en la Bombonera. Volvió a Japón pero esta vez no pudo ante el poderoso Bayern Munich. Ante aquel primer objetivo no cumplido, el mejor técnico de la historia, decidió descansar.

Pero su regreso fue pronto. En 2003 Boca lo recibe nuevamente, para seguir haciendo historia. Su presencia ya ilusionaba y no defraudó. Ganó su tercera Copa Libertadores con Boca y otra vez en Brasil. Volvió a Japón por una revancha y la consiguió levantando su segunda Copa Intercontinental pero esta vez ante el Milan.


 

En 2004 eliminó a River en el Monumental y en semifinales. En la final cayó ante Once Caldas. No resistió la derrota y renunció. Para él, el “Xeneize” solo merece la gloria.

¡Feliz cumpleaños, Virrey! Gracias por tantas alegrías. Boca te ama ¡Salud milticampeón!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of