Darío Benedetto venía con la pólvora mojada en este 2019, donde le costaba convertir y hasta acoplarse al juego. En la goleada frente a Wilstermann malogró un penal y convirtió otro.

Para un goleador, lo importante es que la pelota entre. Benedetto marcó de penal para el 2-0 de Boca luego de errar otro cuando el encuentro estaba empatado. El Pipa convirtió su segundo gol en esta Copa, antes le había hecho uno a Tolima, y el cuarto en el ciclo Alfaro.

El promedio de Benedetto siempre fue increíble, aunque este año no está mostrando su mejor versión ya que Zárate y Wanchope gritaron más veces que él. No convertía desde el encuentro frente a Tolima y en el partido por Godoy Cruz un mes antes por la Superliga, en la fecha 17.

Con la camiseta de Boca, el goleador marcó 7 veces de penal y anoche erró por primera vez desde los 12 pasos cuando se la atajó Giménez, aunque un rato después, teniéndose confianza, volvió a patear un penal que esta vez convirtió.

En Boca, Benedetto lleva 69 partidos jugados con 44 goles y 11 asistencias. 21 veces marcó un gol, 10 veces marcó un doblete y una vez marcó un hat-trick, frente a Quilmes.

Por torneos nacionales, jugó 57 partidos, marcando 37 goles y asistiendo en 9 oportunidades, mientras que por Copa jugó 12 encuentros y anotó 7 veces, asistiendo otras dos.

Llegó a su gol 44 en Boca y 4 en este año, fundamental para la confianza que necesita para volver a ser.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of