El conjunto dirigido por Pablo Aimar goleó 3-0 a Brasil y jugará el hexagonal final, dejando afuera del mismo a su clásico.

Con la victoria unas horas antes de Paraguay, Argentina debía vencer por 3-0 a Brasil para clasificar al hexagonal final y por diferencia de gol, dejar afuera a los cariocas. Y lo lograron, jugando un gran partido y con mucha personalidad.

Exequiel Zeballos fue titular y una de las figuras de la Selección Argentina. Primero le cobraron un penal que inventó el “Changuito” y que el 9 Matías Godoy cambió por gol.

Y en el segundo tiempo, fue desequilibrante generando varias situaciones y hasta estrellando un tiro libre en el palo.  Matías Palacios, el 10 de San Lorenzo, convirtió un golazo para el 2-0 y faltaba un gol más para la hazaña.

Para colmo, Brasil se quedó con un jugador menos. En tiempo de descuento, Bruno Amione -que se había perdido un increíble gol abajo del arco unos minutos antes- convirtió el 3-0 para que alcancen el objetivo después de arrinconar a Brasil en el segundo tiempo, teniendo un hombre de más.

Otro del semillero que fue titular fue Ignacio Fernández. El volante viene acumulando buenas actuaciones y hasta convirtiendo goles en el torneo. Entró a esta convocatoria por la lesión de un compañero, pero se ganó un lugar en el once promediando buenas actuaciones.

Medina fue otro producto de las inferiores que fue titular frente a Brasil. Un poco retrasado (Aimar lo puso de doble 5), hizo un esfuerzo enorme para ayudar al equipo. Ricardo Grance Martínez estuvo en el banco de suplentes y no ingresó.

Goleada clásica y clasificación de los pibes.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of