Otro de los que vive ansioso la final superclásico entre Boca y River es Martín Palermo, ídolo y símbolo del xeneize.

Desde Chile y sin club, el entrenador le pidió a los jugadores del xeneize: “Que disfruten del partido”. Además el ex jugador casi al borde de la emoción dijo: “Lo que disputarán Boca y River son finales. Hay que ganarlas para lograr el objetivo. La primera final está cerquita. Hay que estar ahí. Desde afuera es difícil hablar de las sensaciones de los jugadores”.

En el 2000, Palermo convirtió un gol frente al Millonario cuando volvía de su grave lesión que lo había dejado fuera de las canchas mucho tiempo. Al recordar ese partido, Martín reaccionó: “Me tocó convertir volviendo de mi lesión. Fue por los cuartos de final de la Copa. Fue muy importante el gol que hice. Por suerte me tocó vivirlo como jugador”, finalizó el Titán.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of