En su recuperación de la fractura de mandíbula, Esteban Andrada se tomó un tiempo y dio una charla con el Sitio de Boca Oficial refiriéndose al apoyo de la gente, a las actuaciones de Rossi y de la llegada de Carlos Lampe.

Después de la dura lesión, los primeros días fueron crudos y el mismo se encargó de decirlo: “Al principio cuando fuimos al Hospital querían fijarme la mandíbula de arriba y ahí se me iba a complicar para comer. Solo iba a poder hacerlo con sorbete y se me iba a hacer difícil porque iba a perder mucho peso, sobre todo a mí que por genética acostumbro a ser flaco. Pero me pusieron placa por debajo y eso fue bueno porque me permitió no perder peso. Ahora ya estoy con el gimnasio y el cirujano me permitió hacer un trote suave y sin tanto impacto contra el piso”.

Acerca del cariño de los hinchas expresó: “Estuvieron muy bien todos mis compañeros y la gente también. Yo estoy atento a Instagram y me llovían los mensajes de apoyo. Me desearon cosas muy lindas y estoy muy agradecido de semejante apoyo. Uno siempre es muy agradecido y tratare de responderles lo más rápido posible”.

Recordando la jugada peligrosa donde Dedé le genera esta rotura, el arquero recordó: “Volvería a salir con la misma convicción, obviamente. Sabemos que estamos expuestos al roce y, en el caso de los arqueros, mucho más. Al principio, seguramente, cuando empiece a entrenar tendré una sensación extraña, pero cuando este al 100% no voy a tener problemas para atajar normalmente”.

Para sorpresa de todos Esteban reapareció en el Pedro Pompillo más rápido de lo que se estimaba y su vuelta a los entrenamientos fue de mucha alegría: “Había estado una semana en mi casa y no sabía qué hacer. Y yo me sentía bien. Le pregunte al cuerpo médico si podía hacer algo en el gimnasio y me permitieron hacer un poco de trabajos en tren superior e inferior, sin hacer tanta fuerza en la zona de la mandíbula. Ahora hay que pensar en prepararse para volver. Uno siempre quiere estar presente, pero con circunstancias como estas quizás se hace un poco más difícil. Trataré de recuperarme lo más rápido posible. El viernes tengo una consulta con el cirujano y ahí seguramente me van a evaluar para ver cómo sigue todo el proceso”.

Más tarde contó las charlas intimas que tuvo con Agustín Rossi y dijo: “Cuando me tocó estar en la Clínica y Agustín (Rossi) volvió a atajar, le dije que no le tenía que demostrar nada a nadie y que atajara como lo venía haciendo en los entrenamientos. En la vuelta de la Copa Libertadores, yo lo vi muy bien y tuvo acciones claves para poder pasar a semifinales. Lo hizo muy bien”.

Por último habló de la reciente llegada de Lampe: “A Lampe lo vi muy bien, lo veo con muchas ilusiones. Está bueno que se sume gente nueva, con ganas de aportar y entrenarse al máximo. Yo lo veo en los entrenamientos, al que le toque le va a ir bien porque se dan al máximo”, redondeó Andrada.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of