De Colombia a la Argentina, de Cartagena a la Boca y de estar en los corazones cafeteros a estar en los corazones azules y amarillos.

Wilmar Barrios, uno de los relegados en sus inicios con esta camiseta, pasó a ser fundamental e indiscutible en el equipo de Boca Juniors. Despacito, cabizbajo y con la cabeza agacha esperó su turno para demostrar que debe ser titular siempre.

El colombiano supo desde el día uno que vestía la camiseta más importante del futbol argentino y la transpira como muy pocos. Con pocos partidos en el lomo, el mediocampista excelso que tiene el xeneize se ha convertido en un pequeño ídolo del barrio de la Ribera.

Wilmar es uno de los cracks que tiene el futbol local,  es el hombre de los mil pies, el captador absoluto de todas las pelotas. Un pulpo que intercepta los balones de manera extraordinaria y quirúrgica. El jugador multifunción porque empieza como 5, puede jugar de 2, a veces de arquero y otras de lateral. Boca tiene la suerte de tener en el plantel a un megacrack como Barrios.

Un dia como hoy pero de 1993, nacía en Colombia el amo y señor del mediocampo del xeneize que tiene 62 partidos en los cuales convirtió un solo gol y consiguió dos títulos.

¡Feliz cumple Wilmar!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here