Guillermo Barros Schelotto se fue sin dar declaraciones, no habló con los jugadores y mantuvo un largo diálogo con Gustavo en el campo de juego ¿Fin de ciclo?

No fue una noche más para Guillermo Barros Schelotto. Golpeado tras la derrota ante River, ahora sumó la eliminación de la Copa Argentina. Y la actitud del técnico llamó la atención.

No habló con los jugadores. Salieron del vestuario junto a su hermano Gustavo y se quedaron un buen rato charlando en el banco de los suplentes. Recién se fueron cuando vieron que estaban siendo enfocados por las cámaras.

Claro, los rumores de una renuncia comenzaron a llegar. Pero lejos de aprovechar los micrófonos para desmentirlos, el DT eligió el silencio. Se fue sin dar declaraciones. Si bien todas las fuentes aseguran que la renuncia es algo lejando, al menos dejó planteada la incógnita ¿Se avecina un fin de ciclo?

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of