Ingresar
El mal momento de la defensa y los no retrocesos de los volantes, claves en la derrota de ayer
  • 53
    Me gusta
  • 17
    Comentarios
  • 9739
    Vistas
15/05/2017 - 11:47
El mal momento de la defensa y los no retrocesos de los volantes, claves en la derrota de ayer

El Xeneize perdió el partido más importante del 2017. Justo en la recta final, cuando más hay que demostrar, perdió el Superclásico con una pésima actuación del equipo. Además, dejó pasar otra chance más de estirar la ventaja con respecto a sus escoltas. Pero no. River fue mucho más desde arranque y le dio un tremendo golpe anímico al equipo de los mellizos. ¿Por qué se lo llevó el Millonario?

 

Algunos dirán que tiene que vos por los dos goles tempraneros que marcaron, o que la lesión de Centurión debilitó a Boca. Lo cierto es que ambas acciones tienen que ver, pero no son determinantes. El local perdió ayer por dos cuestiones precisas: el pésimo momento de la defensa (en su casi totalidad, Fabra es el único que se salva) y el casi nulo retroceso de los mediocampistas en los contraataques del rival.

 

En el primer gol, muchos se quedaron con la imagen de la espalda de Peruzzi. Pero el lateral estaba marcando a Nacho Fernández, por eso Martínez apareció solo por atrás. El error en esa jugada es tanto de Gago como Pablo Pérez, quienes estaban obligados a retroceder en conjunto y ayudar en la marca. Es cierto que con algo más de comunicación, Insaurralde podría haber tomado a Alario, Vergini a Fernández y Peruzzi al “Pity”, pero no hubiera sido necesario realizar tantos cambios con la pelota en movimiento si los volantes regresaban.

 

En cuanto al segundo tanto, creo que la culpa es en conjunto de la defensa con el mediocampo. En primera instancia, Gago se deja anticipar y Alario baja la pelota sin ninguna incomodidad. Luego Vergini hace un despeje de un chico de 10 años y deja la pelota viva dentro del campo de juego, el peligro no cesa porque el balón lo tiene River. Una vez más, los retrocesos de los volantes es lento. El único que aparece en la imagen es Gago, pero ¿Pablo Pérez donde estaba? Otra vez el volante por derecha hace la vuelta cuando el rival ataca por su banda.

 

El tercer y útlimo gol en contra viene por una suma de cosas: el hehco de que el equipo esté lanzado en ataque para buscar el empate, cansancio físico y mental de los jugadores y errores básicos y desconciertos. Otra vez Gago aparece en escena. Un mal pase en la salida del fondo, que no es entendió si era para Bentancur o Fabra (igualmente ambos dos se desentendieron de la jugada), que intercepta Fernández. El volante Millonario arranca el ataque y lo deja solo a Driussi quien no perdona frente a la salida de Rossi. Partido liquidado para River.

 

Mucho se habla de lo mal que marca Boca defensivamente. De los malos rendimientos individuales y en conjunto de la última línea. Pero no tengas dudas que mucho tiene que ver con la no vuelta de los mediocampistas. Igualmente, creo que los refuerzos que deben llegar (principalmente) son dos: un número cuatro que tenga muchísima más marca de la que tiene Peruzzi y un zaguero central con personalidad y estampa de jugador de Boca, que le levante el nivel a sus compañeros.

 

Por último, también creo que faltó actitud. Un ejemplo claro que se me viene a la mente es la imagen de Carlitos Tévez en el Superclásico anterior. Luego de marcar el golazo para el 3-2, la cámara lo toma al “Apache”, quien se lleva la mano a la boca, la muerde y hace el típico gesto de “con el cuchillo entre los dientes”. Salvando Gago, no hay otro referente que pueda contagiar así a sus compañeros. Y sin lugar a duda, eso pesó en el día de ayer.

 

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS
COMUNIDAD COMENTARIOS
Enviar respuesta
Cancelar
17 Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS