Las bombas de un Boca sobre el conflicto con Tevez: “Si yo fuera él, ya me hubiera ido a la mierda”

Pablo Migliore, ex arquero de Boca, Racing y San Lorenzo, también opinó sobre el conflicto de Carlos Tevez con la dirigencia de Boca y dejó varias frases contundentes. Además, contó qué hubiera hecho él si estuviese en la misma situación que el Apache.

Yo me hubiese ido a la mierda. Me pasó una situación parecida cuando estaba en Boca por haber cometido un error en un partido y me tuve que ir. Me llamó un presidente de ese entonces y me dijo que después de esto me tenis que ir porque había gente que no le había gustado y había mucha exposición mediática en las redes sociales. El fútbol no termina ni en Boca, ni en San Lorenzo ni en Racing, el fútbol termina cuando yo quiero“, manifestó el ex arquero, en diálogo con TyC Sports.

Y en la misma línea, opinó sobre el trabajo de Juan Román Riquelme: “Se manejó bien hasta ahora desde que asumió. No sé cómo terminará esta situación. Hoy no me gusta lo que está pasando. No le echo la culpa a Riquelme. No creo que él lo mande a Bermúdez a decir algo. Y si lo hace, Bermúdez es un boludo”.

Tevez debe tener un poco de bronca interna. Más allá de todo esto, las veces que Carlitos se tuvo que hacer cargo de lo que decía, puso la cara y lo dijo. Por ese lado tiene que estar tranquilo porque su comunicación fue siempre clara. Él ahora no tiene que olvidarse que es futbolista, tiene que priorizar su persona y no puede estar expuesto a este manoseo de seis meses más o un año más. Me parece que Tevez está sobre todas esas cosas”, agregó Migliore.

Y siguió: “Lamentablemente fue todo muy raro. Es increíble para los hinchas que pasen estas cosas con los ídolos del club, más sabiendo que hoy el club lo maneja uno de sus ídolos que ha ganado todo. Uno da por entendido que estas cosas están descartadas. Me parece que no está bueno que las negociaciones se hagan públicas“.

Vos tenés que entender cuál es tu posición. Vos sos futbolista, vos no podes estar con la chapa de ídolo adelante de todo el mundo. Vos tenes que marcar tu posición y esperar que los medios hagan su trabajo. Uno siempre se hace responsable de lo que dice y Tevez siempre puso la cara”, cerró.

El exabrupto de un ex dirigente de Boca: “Está comisión directiva le tiene que chupar los huevos a Carlos Tevez”

Carlos Crespi, ex dirigente de Boca en la gestión de Daniel Angelici, dio su opinión sobre el conflicto entre Carlos Tevez y la actual directiva del Xeneize

Carlos Crespi, ex dirigente de Boca durante la gestión de Daniel Angelici, dio su opinión sobre el conflicto con Carlos Tevez y cargó con munición gruesa contra la dirigencia actual. Además, dejó una frase que dio que hablar en las redes sociales.

Tendría que haber una manifestación a favor de Carlitos, son jugadores que aman a Boca. Yo creo que se va a arreglar lo de Tevez. (Juan Román) Riquelme tuvo el mismo problema en un momento y mi posición fue a favor de Riquelme… Carlitos es y siempre será un ídolo de Boca. No se juzgan los altibajos sino se juzgan las trayectorias y los títulos que tiene sobre los hombros”, comenzó Crespi, en diálogo con Boca de Selección.

Y en las misma línea, cargó contra el Patrón Bermúdez y Raúl Cascini por haberle dicho ex jugador: “Boca nunca tuvo un Consejo de Fútbol manejado por panelistas deportivos y parecería de que ahora a Carlitos lo juzgan dos panelistas. Es una irresponsabilidad e ilógico que juzguen a Tevez. Los empleados de Boca que juzgan a Tevez no son de Boca. O sos de Boca o sos anti Boca, pero los ídolos no se tocan”.

“Un hincha de Boca, uno que quiere a Boca no habla mal de otro jugador de Boca. Nunca podés decir que Carlitos es un ex jugador… Se tienen que dar el gusto de que Carlitos Tevez hizo el gol contra Gimnasia y le ganaron el campeonato a River. Le tienen que chupar loa huevos todos los días. ¿Qué es un ex jugador? Gracias Tevez le tienen que decir”, manifestó el ex candidato a vicepresidente en la lista de Christian Gribaudo.

Y por último, manifestó que Riquelme podría solucionar la situación: “En definitiva Riquelme y Tevez son los que tienen que arreglar la situación, los demás son de palo, trabajaron para Boca y Boca los contrató para que jugaran un cierto tiempo”, cerró.

Otra fuerte acusación de la esposa de Villa al jugador colombiano de Boca

La expareja de Sebastián Villa brindó una entrevista en la que volvió a sostener que denunció al jugador por miedo a que algo le suceda a sus parientes en Colombia, por las supuestas relaciones del jugador con sicarios.

Mientras continúa el proceso judicial en contra de su expareja, el futbolista de Boca Sebastián Villa, Daniela Cortés volvió a explicar que radicó la denuncia “para proteger” a su familia.

Ese día no fue la primera vez que me golpeó, sufrí violencia muchas veces, pero me decidí a hablar por las amenazas. Por eso primero lo publiqué y después lo seguí en la Justicia. Una vez que lo hice publico, él supo que no podía hacernos nada. Mi familia está en Colombia y allá Sebastián tiene muchos vínculos y eso me preocupaba“, sostuvo Cortés en diálogo con el Diario Crónica.

El miedo al que hace referencia es ese que también confesó cuando sostuvo que el futbolista del Xeneize tiene amistades con sicarios y habría amenazado con matar a la familia de Cortés durante varios episodios de violencia.

Al mismo tiempo, Cortés se mostró molesta con los representantes del jugador, a quienes acusó de insinuar que ella busca dinero en lugar de justicia: “Ellos, por mantener el negocio, están dispuestos a todo, me acusan de extorsión y no quise llegar a un acuerdo económico, sino justicia y seguridad para mi familia“.

Por el momento, la causa continúa su rumbo a la espera de una resolución final y una de las últimas novedades importantes fue la de la declaración de la madre de Cortés, Gloria Patricia Meneses Rodríguez, que aseguró que “desconocía los problemas” que tenía la pareja y hasta sostuvo que, para ella, “Sebastián era un buen chico, amable y educado“.

“No entiendo por qué Riquelme no lo llama a Tevez y si a otros jugadores como a Rojo”

La novela por la continuidad de Carlos Tevez en Boca continúa mientras se multiplican las opiniones acerca de una situación que involucra a dos ídolos del club: el propio Apache y Juan Román Riquelme.

Mientras que Carlitos busca continuar por seis meses, la dirigencia (con Román como vice y líder del Consejo de Fútbol) pretende que sea por un año y medio. Desde que comenzaron a negociar, hubo todo tipo de declaraciones cruzadas, en especial desde Cascini y Bermúdez. Sin embargo, hasta ahora no se supo de una charla mano a mano entre las dos figuras del Xeneize.

“No se desgasta a un ídolo para que se vaya. Si no lo quiere, hay mil motivos que se pueden exponer. Del otro lado lo mismo. Era más fácil que se hablaran. No entiendo por qué Riquelme no lo llama a Tevez y si a otros jugadores, como a Rojo”, sostuvo el ex Boca Cristian Traverso.

Para el ex jugador “ninguna de las dos partes, Tevez y el Consejo de Fútbol, están poniendo por encima a Boca”. Además, detalló que haría en el caso del Apache y afirmó que “si fuese Carlos Tevez, hubiera terminado el torneo y le hubiese dicho a la dirigencia que me firmen el contrato por el tiempo y la plata que quieran. Si total eso lo va a donar. Pero esto es así, no les importa Boca. A ninguno”.

Traverso agregó en declaraciones a Boca Late que “convivir con esa herida no es fácil, pero si ponemos a Boca primero no tendría que irse Tevez. Si se va, en algún momento la gente va a saber separar las cosas con el ídolo que hoy es dirigente”.

Para cerrar, Traverso buscó que los cracks lleguen a un entendimiento y afirmó: “Qué mejor que tener a un ídolo manejando el club y al otro dentro de la cancha. No hay que confrontar todo el tiempo. Busquen el bien de Boca. No había nada para buscar algún tipo de problema”.

Horacio Pagani: “Ricardo Centurión va a terminar jugando en Boca”

El periodista habló en Superfútbol del futuro del volante que regresó a Racing tras su préstamo en Vélez y negocia su salida a otro club.

El pasado primero de julio, Ricardo Centurión finalizó su contrato a préstamo con Vélez e inició los entrenamientos vía Zoom con los que regresaron a Racing, club dueño de su pase. Sin embargo, es un hecho que no seguirá en La Academia por el conflicto que se originó con el exentrenador Eduardo Coudet, pero que luego siguió con la actual dirigencia, incluido el presidente Víctor Blanco y el Secretario Técnico Diego Milito.

El Fortín quiere retenerlo, pero el conjunto de Avellaneda quiere sacar un rédito económico que los de Liniers, que tienen prioridad, no estarían dispuestos a poner. Además, Boca, club donde ya jugó y del cual es hincha, demostró su interés por él. “Ricardo Centurión va a terminar jugando en Boca”, opinó el periodista Horacio Pagani en Superfútbol en el mediodía del martes. “Es un tiro al pichón con un poquito de información”, aclaró más tarde y, al ver el zócalo agregó: “Esa leyenda que pusieron ahí, recuérdenla. Guárdenla”.

 

Celta y Boca Juniors acuerdan ampliar la cesión de Olaza hasta 2021

Celta de Vigo y Boca Juniors acordaron este viernes prolongar hasta el 30 de junio de 2021 la cesión del lateral izquierdo uruguayo Lucas Olaza en el conjunto gallego, que se guarda, además, una opción de compra, informó la entidad presidida por Carlos Mouriño en un comunicado.

Olaza llegó a Vigo en enero de 2019 para suplir la baja de Junior Alonso, traspasado en el mercado invernal a Boca. Tardó dos meses en disputar su primer partido con la camiseta del Celta, pero una lesión de David Juncá le abrió las puertas de la titularidad, que ya no perdería pese al cambio de entrenador.

El defensa zurdo, que el pasado miércoles acudió a las instalaciones deportivas de A Madroa para despedirse de sus compañeros y 24 horas después estaba entrenando de nuevo con ellos al retomar ambos clubes las negociaciones, ha disputado más de 40 partidos con el Celta en Primera División.

 

Mariano Closs: “El presidente de Boca es Riquelme, Ameal y Pergolini le tienen terror”

El periodista deportivo Mariano Closs , consideró que el actual presidente de Boca, Jorge Ameal está “fuera de órbita” y que el verdadero poder lo ejerce Juan Román Riquelme en el club de la Ribera. Además, aseguró que “Ameal y (Mario) Pergolini le tienen terror a Román y hay mucha falta de seriedad”, analizó en su programa Closs Continental.

Sobre el tema de la renovación del contrato de Carlos Tevez , que revoluciona al mundo Boca en estas horas , el relator dijo: “Sigo sin entender lo de (Jorge) Bermúdez. Porque ya el tema se había terminado e insistió. Por supuesto que nada de lo que hagan Bermúdez y (Raúl) Cascini se hacen a espaldas de Riquelme. Nunca actuarían con un Riquelme desinformado de lo que vayan a hacer o decir “.

En ese sentido, Closs aclaró: “No sé si a cada rato le van a pedir permiso, pero si en esa mesa chica vos tenés pocos porque son cuatro, es lógico que las declaraciones de Bermúdez, Cascini o (Marcelo) Delgado no son jamás ajenas a Riquelme “.

“Me apena lo del presidente Ameal”

Sobre su punto de vista quienes manejan el club, no dudó en señalar: ” Lo que no entiendo de esta dirigencia es que el presidente está fuera de órbita . Es como si hubiesen dicho: Ameal usted no opine, deje que nos arreglamos nosotros . Es como que el club está tomado por la mesa de fútbol de Boca y por nadie más”. Y agregó: “La verdad que apena un poco cómo se lo pasa por arriba al Presidente de uno de los clubes más importantes del mundo . Es como que le dijeron: Usted se calla que acá estamos nosotros para esto “.

“¿Dónde está Ameal?”, se pregunto Closs. “Yo creo que le tienen un terror a Riquelme. Hasta Pergolini mismo. Esa es la imagen de Boca, un presidente ausente y un Pergolini sin información”.

“Cascini está por ser amigo de Riquelme”

Finalmente, mandó un fuerte mensaje: ” El presidente sin dudas es Riquelme. Es el dueño de Boca. Un Boca que está acéfalo de dirigencia real. Pergolini está más para otra cosa. Me da la impresión de que están haciendo un conventillo de inexpertos con poder”. Y apuntó contra quienes acompañan al ídolo de Boca: ” Cascini es alguien que encontró un lugar por ser amigo de Riquelme “.

Por último, comparó a la dirigencia actual con las anteriores: “En Boca los líos no salían a la luz. Boca se transforma de la nada con la inexperiencia de estos muchachos. Podríamos estar hablando de lo bueno que hizo Boca en el último campeonato y estamos hablando de muchachos que se pelean como si estuviesen en el secundario “, cerró.

La frase de Córdoba sobre el conflicto de Tevez en Boca: “Si nos teníamos que agarrar a piñas con un dirigente, lo hacíamos”

El ex arquero dio detalles crudos de las negociaciones con los directivos en su época como jugador, haciendo referencia a las que mantiene el Apache por su renovación

Oscar Córdoba, multicampeón del Boca de Carlos Bianchi, habló de los cortocircuitos entre el Consejo de Fútbol del club y Carlos Tevez, que analiza la renovación. El ex guardameta argumentó que las redes sociales no ayudan al contexto de las tratativas entre jugadores y directivos.

“Ustedes no se imaginan lo que los directivos le llegaban a decir a uno para bajar sus pretensiones”, reveló en diálogo con Planeta 947 el colombiano, de estrecha relación con Juan Román Riquelme y Jorge Bermúdez, integrantes del departamento de fútbol xeneize. Y ejemplificó: “Cuando llegué a Boca me dijeron ‘firmá o llegá Chilavert’. Firmé y listo”.

Existen muchas cuestiones que se ponen en la balanza según Oscar: “Hay una decisión de tiempo de permanencia, edad, lo que el jugador le aportó al club, sus cosas buenas y malas. Todo eso sopesará para decidir el salario a cobrar y el tiempo a quedarse”.

En tanto, se dirigió a los que se sorprenden por el tire y afloje entre Tevez y la dirigencia boquense: “Voy a decirlo coloquialmente. Si nos teníamos que agarrar a piñas con algún dirigente en una sala, lo hacíamos y quedaba ahí. Ahora con las redes sociales todo el mundo opina y tiene la verdad. La gente es dueña de la chquera del otro y bienvenido sea, estamos en un juego y hay que jugarlo”.

Cuando a Córdoba le preguntaron si Bermúdez se había equivocado al expresar que cuando llegaron al club como dirigentes el Apache era un ex jugador, respondió que no estuvo al tanto del hilo de los episodios en torno al tema en la última semana por motivos personales: “Debería preguntarle a Jorge qué fue lo que pasó”.

Y sobre Bermúdez, agregó: “Jorge sabía cuál era su rol en el momento de jugador y ahora cuál es como directivo. Le toca defender la otra parte. Yo estuve al frente del Bucaramanga de Colombia con un presupuesto limitado. Lo que para una institución son 2 pesos para otra son 2 millones. Si tengo un presupuesto para contratar a Tevez, sabré hasta dónde me puedo estirar, no puedo hipotecar el bienestar económico de una institución por darle el gusto a uno o el otro”.

Por último, aseguró que las tratativas no se prolongaron por una cuestión de egos y se fijó en la injerencia de Riquelme en el asunto: “No aparece porque tiene sus peones o alfiles. Cada uno tiene una posición que asumir. Hay escalones”.

Córdoba, que se encuentra llevando a cabo la cuarentena en Bogotá, ganó seis títulos con la camiseta azul y oro (tres locales, dos Libertadores y la Intercontinental 2000) antes de pasar por el Perugia de Italia y terminar en el fútbol turco (Beskitas y Ankaraspor), previo a su regreso al fútbol colombiano (Deportivo Cali y Millonarios) y posterior retiro.

Tevez define su futuro aislado en un campo y distanciado de la dirigencia de Boca: la estrategia que adoptó

FUENTE: INFOBAE.

Carlitos se mantiene alejado del mundo, acompañado de su familia, en una residencia de la provincia de Buenos Aires. Tras el fuego cruzado conel Consejo de Fútbol xeneize, reflexiona sobre su continuidad

Él solo con su alma. Así pasa Tevez estas decisivas horas para su vida y carrera profesional. Espiritual y físicamente se siente acompañado por su esposa, hijas e hijo, pese a que el confinamiento que lleva a cabo en un campo que posee en Maipú, provincia de Buenos Aires, se hace notar por la lejanía con el ruido de la Capital Federal. En su cabeza desambulan los pensamientos respecto a su futuro inmediato y ahí está solo. Pero además tiene claro que puertas adentro del club también sentirá soledad.

Los tiempos de cuarentena sirvieron para detener la vorágine de la (normal) actualidad y mirar en retrospectiva. Los inicios en Fuerte Apache, el sueño cumplido de jugar en Boca y la Selección, las victorias múltiples en Europa y el regreso al Xeneize en busca de revancha. De cara a lo que viene, los planes de Carlitos seguramente se hayan trastocado un poco.

A sabiendas de que muchos directivos de la nueva comisión de Boca lo tendrían marcado por su estrecha y extraprofesional relación con Daniel Angelici, transitó por la senda del bajo perfil y se dedicó a lo deportivo después de aclarar los tantos con Juan Román Riquelme en enero pasado. Se convirtió en líder del equipo de Miguel Ángel Russo, quien le dio su lugar y renovó su confianza. Y hasta se dio el gusto de sentirse como a los 20 haciendo el gol del campeonato contra Gimnasia La Plata. Desde allí en adelante Tevez se fue acercando a la soledad, quizá sin saberlo.

El encierro provocado por la cuarentena no lo sacó de su papel más allá de que pudo haberse vanagloriado en los medios por la reciente conquista azul y oro. Se limitó a los entrenamientos vía Zoom junto al resto de sus compañeros y aguardó con paciencia por la propuesta del Consejo de Fútbol liderado por Juan Román Riquelme para renovar su contrato. Con la oferta en la mano y habiendo retocado algunos ítems, presentó una contrapropuesta y recogió el guante tras las declaraciones de Jorge Bermúdez y Raúl Cascini, que se refirieron a él como “ex jugador”. Y aprovechó el cruce mediático para hacer su juego.

En la misma entrevista en la que anunció que aceptaba el ofrecimiento de la CD boquense con algunas modificaciones en los términos, deslizó la chance de postularse a presidente en el futuro. Esa frase no fue pasada inadvertida por el Consejo de Fútbol, más bien todo lo contrario: consideraron desacertada esa declaración y Bermúdez le fue con los tapones de punta de forma pública y privada.

El Patrón lo acusó de faltar a la verdad y oportunismo político en las redes sociales. Y en el último contacto (a distancia) que tuvieron con Tevez también se lo hizo saber de manera vehemente. Carlitos reculó y acudió al presidente Jorge Ameal, que delegó todas las cuestiones administrativas ligadas al fútbol a Riquelme. El Consejo integrado por Román, Bermúdez, Cascini y el Chelo Delgado se reagrupó y apeló a otra estrategia: ofrecerle un contrato por un año con opción a rescindir a los 6 meses y también a renovar por otros 6 cuando se complete el año.

Transcurrieron tres días desde que finalizó el vínculo oficial de Tevez con Boca y todavía no hay novedades respecto a la renovación. El tema pasó a un cuarto intermedio y el jugador de 36 años se tomará unos días más para despejar las ideas, dejar que la situación se enfríe y así pueda analizar las opciones para definir. Mientras tanto sobrevuelan los rumores de un posible retiro definitivo y algunos equipos del exterior sondean sus ganas de armar las valijas otra vez.

Tevez sabe que no tiene banca en el club, al menos en la parte dirigencial. El Consejo de Fútbol le mostró los dientes, Ameal no intercedió en esta puja y el propio Carlitos dijo que no tiene relación con Mario Pergolini. Con Riquelme, la última vez que intercambió mensajes fue en marzo pasado cuando debatieron el cobro de los premios. En caso de rubricar sabe que tendrá que aferrarse a sus compañeros en el día a día (y al habitual afecto de los hinchas, que corearon su apellido hasta la última presentación en la Bombonera) para sobrellevar la resquebrajada relación con la comisión.

A lo lejos se vislumbran dos caminos viables: el de la renovación mediante una tregua para ir por el objetivo de la Libertadores y el de la salida (sea para colgar los botines o marcharse al exterior) para terminar de declarar la guerra.

Tevez y sólo Tevez resolverá su futuro, en soledad.

¿Sigue Mauro Zárate? ¡Enterate en esta nota!

El silencio del futbolista preocupa puertas adentro.

El mercado de pases se inició y en el club de la Ribera reina la incertidumbre. Uno de los casos que más preocupación trae, por supuesto, es el de Carlos Tevez. Por los cruces mediáticos entre el jugador y parte del Consejo de Fútbol, junto a las idas y vueltas de ofertas y contra-ofertas, su renovación es una incógnita. Pero más allá de lo que ocurra con el capitán, en segundo lugar de prioridades, aparece Mauro Zárate.

Por pedido del entrenador, Miguel Ángel Russo, su continuidad es una de las principales acciones a realizar para Juan Román Riquelme en la lista de posibles incorporaciones. En varias ocasiones dejaron en claro que la idea de mantener la base del plantel campeón es lo que más le seduce a la dirigencia y por eso, más allá de las trabas, harán lo imposible para cumplirle el deseo al DT. Al mismo tiempo, buscarán jerarquía para puestos específicos.

Luego de enviar una última oferta para asegurar la firma de Carlitos, por un año con la posibilidad de extenderlo seis meses más pensando en la Copa Libertadores, la atención se redireccionó al exVélez Sarsfield. Si bien no pudo sumar muchos minutos en el primer semestre del año, a causa de varias lesiones musculares, el técnico cree que es la variante perfecta para el capitán si debe darle descanso ¿El deseo de Mauro? Quedarse y, si se lo ofrecen, hasta retirarse en el club?

La negociación, en stand by

Según el representante del futbolista de 33 años, el Xeneize tiene la prioridad. Incluso, Zárate dejó en claro que no habría problemas para arreglar el nuevo contrato a pesar de la baja en su sueldo. Pero, luego de que la propuesta sea enviada, se instaló un silencio que preocupa. Después de oferta y contra-oferta, la idea final es extender el vínculo por un año y una opción de renovarlo por seis meses más. En el medio de las charlas, el jugador le pidió al Consejo unos días para tomar la decisión final.

Recordemos que, al mismo tiempo, el delantero que se encuentra libre desde el 30 de junio pasado también recibió una oferta desde el Benevento, equipo del fútbol italiano que acaba de ascender a la Serie A. De todas maneras, ambas partes son optimistas y creen que no habrá inconvenientes para acordar su continuidad en el club. Mientras tanto, se entrena en solitario con el preparador físico de Boca. Cuando acepte, se unirá al Zoom con sus compañeros. ¿Busca tranquilidad o se viene una nueva tormenta?

Más Comentado