Ingresar
La Bombonera
  • 0
    Me gusta
  • 0
    Comentarios
  • 10822
    Vistas
26/08/2015 - 19:48
La Bombonera

El 25 de mayo de 1940 y bajo la presidencia en el club del Sr. Eduardo Sánchez Terrero nace la tan legendaria BOMBONERA. Ese día se jugó un partido amistoso ante SAN LORENZO DE ALMAGRO. El partido lo ganó BOCA por 2 a 0. El impulsor de esta obra fue el Sr. CAMILO CICHERO, presidente de BOCA entre los años 1937 y 1938. El 25 de mayo de 1940 se inauguró oficialmente el nuevo estadio de Boca Juniors. Su nombre oficial homenajearía al doctor Camilo Cichero, presidente de la institución. Pero su bautismo popular, por la forma rectangular y elevada de su edificación, sería “la Bombonera”.

 

El día inaugural Boca batió a San Lorenzo por 1 a 0, con gol de Ricardo Alarcón. Su particular arquitectura le dio una ventaja deportiva extra: una acústica singular, que hace temblar a propios y visitantes cuando su hinchada, “el jugador número 12″ comienza a alentar en un coro envolvente. Así, el coro fue protagonista de los muchos triunfos celebrados en esta cancha. Sin embargo, el emplazamiento fue una complicación para las ansias de expansión del escenario (uno de los mejores para ver el fútbol “de cerca”, como gustan los aficionados) ya que la concurrencia de Boca fue en aumento año tras año. Así, muchas veces se habló de su traslado o remodelación. Ambas cosas fueron, por una razón u otra, imposibles, más allá de las meras reformas.

 

El presidente Alberto J. Armando logró consenso para una prometida aunque finalmente inalcanzable mudanza a un moderno estadio proyectado en lo que sería la Ciudad Deportiva, en la Costanera Sur, y que se inauguraría el 25 de mayo de 1975. La realidad económica del país, entre otras circunstancias, hizo trizas ese sueño. Parte importante de la identidad del barrio de La Boca, a principios de siglo habitado mayormente por la colectividad de inmigrantes genoveses (de allí su apelativo de “xeneizes”), el hincha y el vecino ha sido tradicionalmente renuente a aceptar mudanzas.

 

El último intento lo hizo el presidente Mauricio Macri, quien modernizó parcialmente la Bombonera, otorgándole 4.900 lugares nuevos (palcos comunes, palcos VIP como el que ocupa Diego Armando Maradona, y plateas preferenciales sobre el lateral de la calle Del Valle Iberlucea), que aumentaron la capacidad a 55.000 espectadores. Dada la cercanía con las casas y calles vecinas, pensar en una ampliación de sus tribunas ha sido siempre un dilema que arquitectos y proyectistas no han logrado resolver. Los primeros encuentros de Boca eran disputados en terrenos baldíos de la zona. Pero con los triunfos alcanzados, mas el auge que comenzaba a gozar el deporte, hicieron imperiosa la necesidad de poseer un campo acorde con las circunstancias. Luego que le hayan aceptado la fundación en Abril de 1905, se comenzó a organizar una obra imprescindible: el lugar donde se jugaría de local, “El Estadio”. En un principio, luego de conseguir la afiliación a la Argentine Football Asociation, el Gobierno Nacional le cedió un terreno frente a la Isla Demarchi, detrás de las ya desaparecidas Carboneras Wilson.

 

En 1912 fue desalojado de ese lugar y alquiló un terreno en Wilde, Provincia de Buenos Aires, lo que significó la protesta y pérdida inmediata de la mayoría de sus socios. El regreso al barrio se produjo en 1916, cuando inauguraron, con los mismos tablones de las tribunas de Wilde, una nueva cancha situada en Seguel y Ministro Brin. Es en 1923 cuando recalaron en Brandsen y Del Crucero, donde un año después (exactamente el 6 de Junio de 1924), inauguraría el estadio de madera con la presencia del entonces presidente de la República, Marcelo T. de Alvear, quien se encargó de dar el puntapié inicial en el partido amistoso que disputaron esa tarde Boca y Nacional de Montevideo. El resultado del mismo fue a favor de Boca por 2 a 1. Esos tablones vieron levantarse los grandes triunfos que fueron cimentando el prestigio de Boca Juniors. Allí jugó hasta 1940, cuando el 25 de Mayo fue inaugurada la famosa “Bombonera” de cemento.

 

Cuando ya fue tomando forma se ganó el apodo de “La Bombonera”. Aunque para muchos fue “EL Coliseo de La Boca” o “El Coliseo de Cemento”. En ese “Gigante” quedaron reunidos muchos sacrificios. El rival, el día de la inauguración fue San Lorenzo de Almagro y la victoria correspondió a los Xeneizes por 2 a 0. Ambos goles fueron convertidos por Ricardo Alarcón. El mismo jugador fue quien abrió el marcador en el primer partido (por los puntos) del Campeonato Oficial, jugado en La Bombonera, frente a Newell´s Old Boys de Rosario. Justificando eso que se decía entonces que sin un buen “campo” no se podía realizar una buena campaña, ese año en una actuación impecable, se llevó el título de Campeón, con comodidad.

 

En los primeros años de la década del ´50 se completó la tercera bandeja e inauguró la pileta olímpica y la iluminación. Las luces se estrenaron en un partido amistoso frente al campeón de Yugoslavia, Hajduk, empatando en un gol. Durante la década del 90, con Mauricio Macri como Presidente, se produjeron grandes innovaciones, cambiándole parcialmente la cara al estadio. Los viejos palcos fueron cambiados por los nuevos, con lujosos Palcos con circuito cerrado de televisión y calefacción. La incorporación de nuevas butacas a la Platea baja, el techo en la parte superior de la tribuna Socios Sur, entre otras cosas convierten a “La Bombonera” en un lujoso estadio, al mejor estilo europeo.

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
Datos de mapas
Datos de mapas ©2015 Google
 
 
Datos de mapasDatos de mapas ©2015 Google
Datos de mapas ©2015 Google
 
 
Mapa
Satélite
NOTICIAS RELACIONADAS
COMUNIDAD COMENTARIOS
Enviar respuesta
Cancelar
0 Comentarios
NOTICIAS RELACIONADAS