Boca empató sin goles en su visita a Liniers y el arquero fue el responsable de mantener el arco en cero.

El Xeneize no jugó un buen partido en ofensiva pero sí defensivamente, cuando Vélez buscaba el resultado. En el primer tiempo sin profundidad, pero en el segundo con llegadas claras para llevarse la serie abierta para la definición en la Bombonera.

Esteban Andrada, que había cometido un error en la Bombonera que derivó en gol de Paranaense, se redimió y fue la figura en Liniers. De 8 tiros de Vélez, 4 fueron al arco. Y ahí es cuando la figura del arquero se agigantó con varias tapadas claves. La mejor, una salvada después de un cabezazo a quemarropas de Galdames. Además, mostró la seguridad de siempre bajo los tres palos, saliendo bien en los centros que caían al área.

El arquero de la selección Argentina mostró una vez más ser el mejor arquero argentino en la actualidad. De los 23 partidos que jugó oficialmente Boca en el año, en 21 estuvo el ex Lanús. De esos 21, Andrada mantuvo la valla invicta en 11. Siendo responsable de cada victoria y empate claves que consiguió el equipo de Alfaro en el semestre. Cuando el equipo no atacaba con claridad y solo esperaba a Vélez, Andrada se hizo gigante para llevar la serie abierta a la Bombonera, donde Boca deberá ganar para estar en semifinales.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of