Tras el partido de ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga, Gustavo Alfaro habló en rueda de prensa con los medios presentes donde analizó como vio  a su equipo en estos primeros 90 minutos de la serie, la situación que le tocó vivir a  Mauro Zárate y cómo encarar la revancha.

“Estamos entrando en una instancia donde los pequeños detalles empiezan a marcar diferencia, donde los errores y aciertos te sacan o te hacen seguir adelante. Boca jugó 9 partidos más que Vélez y venimos de una seguidilla tremenda. Los dos últimos en el barro”, dijo el DT sobre cómo llegó su equipo a este partido. Además,  comunicó: “El primer partido sabíamos que era más para lucharlo que para jugarlo, porque sabíamos que Vélez estaba más descansado y porque a nosotros nos faltaban aquellos que nos generen juego.  A nosotros nos faltó sacar la pelota limpia para romper con la primer presión para encontrarnos con los espacios para poder contragolpear, pero lo demás lo hizo bien. Si bien apretó al final nunca vi que Almada, Vargas, Bouzat o Fernández puedan imponer su capacidad porque la defensa estaba bien parada”.

A la hora de hablar sobre Vélez, comentó: “En frente teníamos un equipo que juega muy bien, que tuvo todo el tiempo del mundo para preparar el partido, que tiene una buena circulación, que es un equipo muy rápido y nosotros teníamos que ver dentro de las posibilidades, con el plantel que teníamos lo que podíamos hacer”.  

Teniendo en cuenta la cantidad de partidos que viene teniendo el “Xeneize” en este último tiempo, añadió: “Sabíamos que podíamos llegar a sentir el cansancio. En el vestuario le dije a los jugadores que descansemos, lo único que tenemos que hacer para el jueves es descansar para tratar de llegar de la mejor manera posible porque sabemos que el partido que se viene va a ser más intenso como este. Queríamos dejar la fase abierta y ya está. Ahora vamos a analizar otra vez el partido y ver que jugadores están y con los que nos quedan tratar de seguir cumpliendo los objetivos que tenemos, que hasta ahora los hemos cumplido todos”.

“Wanchope tiene una molestia en el aductor, hace unos 20 días atrás se había lesionado esa zona. Vamos a evaluarlo para ver cómo está”, mencionó sobre la lesión de Ramón Ábila que lo hizo pedir el cambio antes de que finalizara el partido.

Cuando se le consultó sobre cómo vivió el momento del himno y los insultos a Mauro Zárate, sentenció: “Entiendo las pasiones y los sentimientos encontrados, el himno es algo diferente, te toca el sentimiento más profundo del ser nacional. Entiendo el dolor y al pasión, pero yo lo expreso  cantando. Jamás insultaría a mi peor enemigo que tengo en frente en medio de un acto que es conmemorativo en algo que es tan importante como lo es el himno nacional nuestro”. También contó una charla que tuvo con el que usa la 19 en una semana particular: “No iba a hacer nada para perjudicar a Zárate ni a Boca. Cualquier decisión que tome iba a ser controvertida, entonces lo que hablé con él es que la decisión la iba a tomar él. Mauro me dijo que quería jugar todos los partidos con Boca, que quiere mucho a la gente de Velez y está muy agradecido, pero hoy se debe a Boca y  vino a triunfar. Ante eso le dije que se centre en el partido y trate de aislarse de lo que pueda pasar”

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of