Los dirigidos por Aimar y Placente se consagraron en el Sudamericano de Lima tras perder 4-1 con Ecuador, que consiguió su pasaje al Mundial.

Los chicos hicieron un gran certamen, primero pasando la fase de grupos del grupo B, donde perdieron 3-0 con Uruguay, vencieron 2-1 a Colombia, empataron 2-2 con Paraguay y luego ganaron 3-0 a Brasil en un partido muy emotivo y de forma agónica, dejándolo afuera del hexagonal por diferencia de gol, aunque ya están clasificados al Mundial por ser los anfitriones.

Luego, en el hexagonal final, los chicos encontraron su mejor versión futbolística y hasta el partido con Ecuador, no habían recibido goles en contra: igualaron 0-0 con Perú, vencieron 2-0 a Chile, 3-0 a Paraguay y anoche, cayeron con Ecuador por 4-1 luego de ir ganando el encuentro, pero cometiendo muchos errores en la segunda parte, que alcanzó para que los dos cumplan su objetivo.

El conjunto albiceleste consiguió este título por cuarta vez en su historia y después de 6 años. Ya se había conseguido en Argentina en 1985, en 2003 en Bolivia y como anfitrión también en 2013.

La Selección tuvo participación Xeneize, con 4 juveniles:

Ricardo Grance Martínez: el lateral derecho fue uno de los que menos participación tuvo en el torneo, jugando apenas 2 partidos.

Ignacio Fernández: el “Equi”, volante mixto, entró a la convocatoria por la lesión de Martín Bellotti de Newells pero se ganó un lugar en el equipo. A base de buenos rendimientos, jugó 6 partidos y anotó un gol (ante Colombia en fase de grupos) siendo una de las figuras del mediocampo.

Cristian Medina: en las inferiores suele jugar de enganche, pero Aimar lo utilizó de doble 5. Con buen primer pase, juego y un gran despliegue, el volante jugó 6 encuentros y anotó un gol, de penal, en el 3-0 a Paraguay.

Exequiel Zeballos: el “Changuito” fue una de las figuras del certamen junto a Matías Palacios, el jugador de San Lorenzo. Siempre desequilibrante con su habilidad y encarando, ganando en velocidad por los extremos, ya que maneja bien las dos piernas. Además, maneja muy biena pelota parada. Zeballos jugó 8 partidos y marcó un gol (frente a Colombia en la fase de grupos) además de asistir a sus compañeros, como ante Ecuador, que le dio un gran pase a Palacios para el único tanto de Argentina.

Medina y Zeballos ya habían conseguido el título en la sub 15. Los pibes ahora van por el Mundial, que se jugará a fin de año en Brasil, con el objetivo de ganarlo por primera vez. En la Selección hay futuro y buenos proyectos, en las inferiores del Xeneize también.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of