Boca volvió a regalar el primer tiempo y en el complemento se llevó por delante al equipo de Carusso que ayer domingo, se fue directo a la B Nacional del Futbol Argentino.

Suena repetitivo, pero el xeneize es un equipo en la primera parte y otro en la segunda. Hace pensar que Alfaro no termina pegándole al esquema del arranque pero que después sabe solucionar a tiempo los errores cometidos.

Las claves del triunfo:

A priori, Boca formó con un 4-3-3 bien marcado y la rebeldía de Reynoso hizo desordenar este planteo, ya que, se soltaba por el medio e intentaba ser el conductor (que muy bien lo hizo) de este equipo. Bebelo suelto y libre por el medio, es cosa seria. Los primeros 45´condujo en soledad, pero ya para los últimos minutos, el xeneize uso la banda izquierda con Emanuel Mas dando huecos y siendo Reynoso la vía de escape más efectiva. Por fin jugó donde debería jugar siempre: suelto, libre y por el medio. La figura por escándalo.

El estandarte de este equipo: Esteban Andrada. Quien no puede ser capitán por su lejanía con el referí sino sin lugar a dudas debería ser el. Salva a Boca de constantes jugadas peligrosas. Maneja un nivel altísimo en esta Superliga que no se caracteriza por tener grandes porteros. Desde que llegó al xeneize no hubo partido en el que haya desentonado. Juego con los pies siendo un primer pase casi siempre efectivo a la hora de conducir en el inicio de jugadas. La convocatoria a la Selección además de ser merecida, lo elevó y potenció. Salvó a Boca de cuatro chances clarísimas de San Martin de Tucumán.

La salida de Abila que se lo notó poco comprometido y distraído, ya que, se perdió chances clarísimas fue un acierto. Aunque su reemplazante (Benedetto) no haya tenido una buena noche, le dio un aire distinto al equipo. Además el ingreso de Tevez ayudó en el andamiaje colectivo, porque salió Mauro Zarate que estaba siendo desperdiciado en el lado izquierdo de la cancha. Los ingresos, fueron acertados.

Difícil analizar este Boca, una especie rara que cuando todo va mal da el presente desde alguna individualidad. El xeneize es un boxeador que reacciona en la primera piña, esa trompada puede ser un gol o un primer tiempo malo. Lo bueno es que nunca tira la toalla…

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of