Darío Benedetto fue el capitán de Boca ante Belgrano y a pesar de esa cinta el dejó muy en claro de quien es el líder del xeneize: “Llevar la cinta es una responsabilidad grande. Pero el líder y capitán de Boca es Carlos. El es el capitán de Boca aunque no juega. Se lo respeta mucho. Tengo una buena relación con él. Apoya del lugar que le toque. Es positivo y sigue trabajando”.

Con respecto a la posibilidad de conseguir el tricampeonato, el número nueve resalto: “El campeonato no se acabó mientras den los números. Faltan muchas fechas y a Racing le quedan partidos muy complicados. Nosotros debemos pensar en nosotros, sumar de a tres”. Y por el empate con el pirata, agregó: Sobre el empate ante el Pirata, dijo: “Estamos tranquilos pero con bronca. Teníamos un resultado a favor en una cancha muy difícil, el campo de juego estaba mal, no es una excusa, pero no se podía jugar. No sé si faltó aguantarlo o liquidarlo”.

El pipa volvió a recordar la final en el Bernabeu ante el Millonario y sentenció: “Boca no te permite mirar para atrás. En su momento dolió, uno se acuerda, pero tiene que dar vuelta la página y pensar en lo que viene. Boca es mirar hacia adelante. Hicimos una pretemporada, hay que corregir lo que salió mal para que no vuelva a ocurrir. Nos falta agarrar más confianza, hubo mucho recambio. Pero la página se dio vuelta al empezar la pretemporada”.

Sobre su estado físico y las lesiones que arrastraba hace algunos meses, el delantero expresó: “Físicamente estoy diez puntos, el que decide si juego es el técnico. En el torneo pasado me costó por la rodilla y no haber hecho una pretemporada de lleno. Esta la hice de lleno. Las decisiones tácticas del técnico hay que respetarlas”.

Hace algunos días se corrió el rumor de que Messi quería a Darío en la Selección a lo que respondió: “Me llegó el rumor de la Selección. Después de las cosas que me pasaron, de lesionarme como me pasó, es bueno recuperar el nivel que me llevó ahí. Me pone feliz que se hable de mi regreso. Mientras, pienso en Boca, en mejorar día a día. Estoy feliz de la vida si estoy en la Selección”.

Por último conto algunas intimidades de lo que Barros Schelotto le pedía: “Guillermo me quería de nueve y que no baje tanto. A mí siempre me gustó salir a jugar y pivotear. Gustavo quiere que participe del juego y que salga a jugar”, redondeó Benedetto.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of