Otra vez Boca sigue en deuda. Más allá del pésimo estado del campo de juego de la cancha de Belgrano, el equipo de Gustavo Alfaro no mostró signos vitales de recuperación y perdió dos puntos que, definitivamente, lo alejan de la pelea por el campeonato.

Esteban Andrada (7): El encargado de mantener a Boca en partidos. Dos tapadas claves, que permitieron al xeneize estar arriba en el marcador

Julio Buffarini (5): No fue profundo en ataque con sus subidas. No generó desdobles con el volante y la imprecisión habitual en los centros.

Lisandro López (5): En ataque el gol de cabeza. Defensivamente le costó tomar a Mendoza porque nunca le dio referencias de donde ubicarse.

Carlos Izquierdoz (4): Sigue en un nivel muy flojo. No anticipó en los duelos individuales (su mayor virtud), tampoco estuvo preciso con la pelota en los pies.

Junior Alonso (5): Otro de flojo partido. No fue participativo en ataque ni estuvo firme en la marca para contener.

Iván Marcone (6): El motor del equipo. Boca tuvo una leve mejoria en una parte del complemento, cuando Marcone se hizo cargo del equipo

Jorman Campuzano (5): Ubicado en la misma línea que Marcone, no supo ubicarse a otra altura, con muchas fallas en la precisión de los pases.

Cristian Pavón (4): Terminó jugando más cerrado que abierto para tener libertades para atacar el espacio

Mauro Zárate (5): Por gambeta, no pudo desnivelar. Simplemente se relució su pegada para asistir a Lisandro López en el 1-0.

Agustín Almendra (5): Por características, más predipuesto a la presión alta para recuperar, pero careció de la precisión para asociar las líneas

Dario Benedetto (5): Casi no tuvo chances concretas para convertir, debió retroceder mucho para formar parte del poco circuito colectivo de Boca.

Wanchope Abila (4): Poco productivo su ingreso. No aguantó pelotas, no las reboto, y cada vez que perdió una pelota, el equipo quedó partido.

Carlos Tevez (4): Otro de flojo ingreso. No pudo desnivelar en el uno contra uno, ni asociarse al juego colectivo.

Emanuel Reynoso (4): Ingresó poco tiempo. Su presencia se debería haber realizado antes, cuando Boca necesitaba frescura para conservar mejor el 1-0.

Gustavo Alfaro (4): El partido planificado fue erróneo.  Un equipo que siempre quedó expuesto, largo , sin sentido de circulación de pelota. Los cambios se hicieron tarde, y además fueron de puesto por puesto, y no de necesidades del equipo.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of