Jorman Campuzano, es nuevo jugador de Boca y conmovió en abril del año pasado tras la goleada 4-1 de Atlético Nacional ante Bolívar por la Copa Libertadores.

El mediocampista, después de la victoria se largó a llorar y nadie del plantel entendía el por qué, hasta que el jugador reveló la verdad: horas antes del encuentro había fallecido su padre de crianza, pero el joven no quiso perderse el partido.

“A Jorman lo crió una persona que es como su papá, quien esta mañana falleció. Nadie sabía nada, nos enteramos porque después del partido vimos al jugador llorando. No mencionó nada y jugó un gran partido, yo no sé cómo hizo. Y después del partido se desplomó. No lo puedo creer”, expresó tras el partido Jorge Almirón, que en ese entonces era su entrenador.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of