Isamu Kato el japonés que es fanático de Boca se hizo famoso por lo que le ocurrió en la ida de la final de la Copa Libertadores contra River: dio la vuelta al mundo para venir a alentar al Xeneize, pero el partido se reprogramó y como ya tenía pasaje dentro de las 24 horas, se lo perdió.

El nacido en Japón regresó a la Argentina y pasó por la Bombonera donde entró al campo de juego y se filmó cantando canciones de la hinchada de Boca.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here