El peor final. La imagen de Fernando Gago en el final del partido retirándose del campo de juego con el partido en curso nos remontó hacia los antecedentes más dolorosos de sus lesiones en los últimos años.

“Me rompí el tendón”, pareció decir en esa caminata de resignación y dolor hacia el vestuario en el segundo tiempo del tiempo suplementario. Pero no es la primera lesión severa, sino que es la cuarta en los últimos cuatro años.

Los antecedentes:

El 13 de septiembre de 2015, en el Monumental, Gago dejó el campo de juego a los 28 segundos de comenzado el encuentro. Luego, se confirmaba la rotura de su tendón de Aquiles izquierdo.

Luego llegaría otro duro golpe. El 24 de abril de 2016, otra vez frente a River, Gago se tiró al piso con claras muestras de dolor tras un forcejeo con Alario y a las pocas horas se confirmaba una nueva mala noticia para él y para todo Boca: Otra rotura de su tendón de Aquiles izquierdo.

El 5 de octubre de 2017, pocos minutos después de haber ingresado en el partido contra Perú, Pintita realizó un mal movimiento cuando intentó girar y al instante supo que era de gravedad: “Me rompí los cruzados”, le dijo a Lionel Messi dentro de la cancha.
Hoy en el segundo tiempo del alargue, otra vez esa caída en soledad disparó el peor de los pensamientos. Nuevamente una lesión de gravedad y todo parece indicar que se trata nuevamente de la rotura del tendón de aquiles de su pierna derecha. Sería la cuarta lesión grave en los últimos 4 años.

¿Se abre la puerta para el retiro?

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of