Guillermo Barros Schelotto analizó los 180 minutos finales que le quedan en esta Copa Libertadores y que tiene el condimento especial de que es contra el rival de toda la vida.

“Si analizás las finales en el mundo, es difícil encontrar que uno haya dominado al otro. La final pasada, en Brasil fue pareja y en Lanús se empezó a definir a partir del primer gol de Gremio. En partidos anteriores, lo mismo. En el primer partido se especula mucho más que en el segundo. Las finales son distintas, no hay un método, una forma, cada una tiene sus cosas. Debemos analizar el rival, saber la instancia y dar lo mejor ese día”, comenzó el DT.

Para el melli, algunas de las claves para enfrentar a River son: “Nos vamos a enfrentar a un equipo que tiene jerarquía y calidad, como ellos también lo harán, que tiene un montón de cosas buenas que nosotros tenemos que tratar de bloquearlas e imponer nuestro juego. ¿Cómo? A través del juego y garra, pero River va a hacer lo mismo. Las finales son trabadas, nunca son abiertas. Es muy difícil encontrar una final de palo y palo. Será muy estudiada y pareja desde lo futbolístico”, expresó Guillermo.

Haciendo referencia al dicho de Pablo Perez que nadie le gana de guapo, el entrenador opinó: “No es solamente cuestión de personalidad, sino de calidad de juego para determinar quién va a ganar”, finalizó Schelotto.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of