Tras la derrota del Xeneize pocos demostraron estar a la altura.
Agustín Rossi (5): Sin responsabilidad en los goles. Los pases largos siempre terminaron en camisetas rojas y blancas.
Leonardo Jara (4): Casi sin peso en ataque. Entre Casco y Pity Martínez desnudaron sus falencias.
Carlos Izquierdoz (5): Sufrió con Borre en el primer tiempo. En el segundo tiempo, ganó el duelo individual contra Pratto.
Lisandro Magallán (4): Impreciso en la salida. Borré lo sacó de su posición y estuvo perdido en su ubicación.
Emmanuel Mas(4): Sin peso en ataque, sufrió siempre por su sector los duelos individuales.
Nahitán Nández (3): De extremo desconocido, de lateral derecho sufrió siempre. No pesó en ataque.
Wilmar Barrios (4): El peor partido del colombiano en Boca. Desconocido en los relevos e impreciso en la entrega del balón.
Agustín Almendra (4): No supo como presionar ni cómo ser el nexo para que Boca tuviera claridad. Debió salir en el ET.
Carlos Tevez (4): Con ganas no alcanza. Impreciso, no logró desnivelar en el 1 vs 1.
Cristian Pavón (4): Sólo un par de corridas. Siempre recibió de espaldas y nunca con espacio para la gambeta.
Darío Benedetto (4): Se lo vió con más ritmo. Pero nunca pesó en ataque ni participó del juego colectivo. Sólo un par de remates.
Edwin Cardona (5): En cuentagotas, fue el mejor de Boca. Nunca encontró socios para terminar las jugadas.
Mauro Zárate (4): Nunca desniveló en el 1 vs 1.  Perdido , a destiempo de las jugadas.
Sebastián Villa (4): Demostró ganas con un par de corridas.
Guillermo Barros Schelotto (3): lo superaron tácticamente. No supo torcer el destino del partido desde el banco, algo habitual en su ciclo.

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of